0
e dice que los celtas existen desde el año 2.000 antes de Cristo, y que alcanzaron la cúspide de su cultura en la edad de hierro. Por años han transmitido su idioma, costumbres, creencias a otros pueblos. La lengua celta es una lengua indogermánica. Por tanto, todas las lenguas indogermánicas, como el alemán o también el español, son parientes de la lengua celta. La palabra celta significa, originalmente, “héroe”. Para el tarot celta es de gran valor esta definición.


Las leyendas de los pueblos celtas pertenecen a una etnia antigua y con idioma y costumbres quizás muy distintas. Estas leyendas han ido transmitiéndose, y transformándose, a lo largo del tiempo. No quedan pruebas que vinculen a este pueblo con la práctica del tarot, pero si sabemos que utilizaban las leyendas para interpretar el mundo que les rodeaba, como actualmente hacemos con el Tarot celta.
El tarot celta como todos los demás pueden ser usados en diversas situaciones para tratar de mejorar los problemas que enfrentamos a diario.
Cuando se habla del tarot celta nos referimos a un mundo lleno de magia, lugares exóticos, cuentos de hadas y duendes. Dentro de la lectura del tarot celta se percibe el viento de los bosques, las flores, y seres exóticos que despiertan en nosotros toda la imaginación. Cada una de las cartas encierra un secreto, que el cosmos responderá, ya que las cartas se dejan adivinar con gran acierto.
El tarot celta nos presenta diferentes maneras de resolver conflictos de nuestra vida, acercándonos siempre al camino más acertado, brindándonos además las herramientas necesarias para encaminarnos en un futuro de éxito y prosperidad.

Publicar un comentario

 
Arriba