0

Imposible

En un momento, Piscis interpreta al universal y sabio ciudadano del mundo. Al siguiente, ha sintonizado su adolescente interior y está consultando el I-Ching para hacer introspección en algún amor desesperado del que ha sido presa, o viendo cómo se siente su forma de besar en la cara interna de su brazo.

Los signos zodiacales Piscis son perfectamente felices sentándose para fumar un cigarrillo tras otro y beber ginebra mientras despotrican sobre los perjuicios de la harina blanca. Su estado zarrapastroso a la mañana siguiente se debe claramente a la sensibilidad a algún alimento, ya me entiendes.

Furtivo

Los Peces conectan y desconectan de su entorno sin que nadie lo note. Si tu energía no sintoniza con la suya, están desconectados, aunque su estímulo y verborrea continúen imparables. Si luego, engañado por esto, les invitas a una cena de amigos o algo parecido, te acusan de aprovecharte de ellos. Su necesidad de serlo todo para todo el mundo puede volverse asquerosa. Incluso el Piscis más pagano quiere que el cura quede impresionado por su santidad.

Los Peces simplemente se imaginan qué papel se supone que están interpretando, y miran en su interior buscando sus motivaciones. Para personas que creen tan ostensiblemente en la belleza y la verdad, son terriblemente buenos mintiendo, embelleciendo cualquier cosa para adecuarla a su agenda. Pero la agenda se desliza de un lugar a otro, y sólo el zodiaco Piscis tiene esperanzas de seguir su rastro.

Irrealista

Estas personas pueden estar tan fuera de la realidad que terminen abusando de otros, viviendo a costa de los "derechos" que esperan obtener de los demás para honrar su genio Piscis. Para que Piscis sea capaz de crear, necesita un ambiente limpio y sereno.

Alguien -que no es el Pez, obviamente- tiene que levantarse al amanecer para practicar la limpieza de espacio en preparación para Piscis (que ha estado en una larga sesión de interpretación de sueños, o sea, durmiendo) y es la grácil persona creativa viviente. El signo Piscis quiere una altísima pila de revistas relucientes para disparar su brillantez, y Piscis la consigue. O lo que sea.

Publicar un comentario

 
Arriba