0

Mandala es un vocablo que en forma sánscrita significa círculo sacro. Varios lo llaman también “laberinto de los círculos”. Es utilizado para la meditación, concentración energética  y para nivelar los desordenes derivados por distintos causantes, los cuales perturban, desequilibran y desarmonizan.
Muchas  culturas desde el inicio de la humanidad han coincidido en que  este símbolo circular transfiere hacia el camino de la unión del ser. La elaboración de Mandalas es entonces eficiente para buscar el equilibrio, consolidar, reconocer  y tener el control sobre etapas de conflicto, angustias, e inestabilidades.
En  las cartas del tarot Mandálico se utiliza  el Mandala con la meta de establecer nuevos pensamientos en nuestro saber y conciencia. Al introducir el Mandala esgrimiendo los naipes del tarot  se consigue entonces una gran energía, por lo cual las cartas del tarot Mandálicoson también  una variación de las artes adivinatorias teniendo gran similitud con  el Tarot habitual, ya que al igual que este, representa simbólicamente el universo y el cosmos.
Los 52 naipes o imágenes circulares que forman las cartas del Tarot Mandálico son correspondientes en sus gráficas  a las oscilaciones energéticas a las que se emplazan. Estos naipes simbolizan filosóficamente  las bases del Tarot Indostánico así como la mística de los países orientales. Doce de las cartas del tarot Mandálico se relacionan con  los signos zodiacales mientras que el resto relata las diferentes fases profundas y espirituales de los seres humanos. Con  estos naipes se puede dar una respuesta a cualquier incógnita que se  presente  durante  la vida brindando la oportunidad  de reflexionar y de orientar a todos los consultantes.

Publicar un comentario

 
Arriba