0
La compatibilidad entre Virgo y Leo no es muy alta. Para que esta relación dure en el tiempo será preciso que ambos se esmeren al límite. Y es que la personalidad de Leo es muy, muy diferente a la de Virgo. Al primero le encanta ser elcentro de atención mientras que Virgo opta por ser más reservado y le encanta estar en un segundo plano.




Esta combinación entre Virgo y Leo no tiene muchas opciones de triunfar. Se enfrentan el poder de la mente, por la parte de Virgo, frente al ego de Leo. El primero cuenta con poder y fuerza como los del L., pero se trata de un género de fuerza bien distinta. Y es que a Virgo le encanta trabajar en la sombra y de manera discreta, con cuidado y precisión. Para conseguir desenlaces sabe que no resulta necesario transformarse en el foco de todas y cada una de las miradas. Se siente más cómodo trabajando en un segundo plano.

Virgo siempre y en todo momento se ocupa de los pequeños detalles y busca la perfección tanto en casa como en el trabajo. Al revés que Leo, no tienen ningún interés en que lo vean los demás, ya que lo más importante es hacer las cosas bien.


A Leo le gusta mucho hacerse notar. Siente interés por ser el primero y obtener el visto bueno de el resto. Seguro que aprecias como resalta entre la multitud. Es posible que en este sentido, Virgo se halle a gusto ocultándose tras la fuerte naturaleza de Leo.


Leo no reaccionará bien ante las críticas de Virgo, que no aguanta en ningún instante la fanfarronería ni la chulería. Leo jamás aprecia sus errores, de ahí que Virgo debe esmerarse para hacerle ver los fallos de una manera diplomática. En las relaciones sexuales entre ambos, el gran favorecido será Virgo, que se siente atraído por la calidad y protección que encuentran en su pareja.




Publicar un comentario

 
Arriba